Blogia
La geniera...y otros cuentos

Fin de año...qué fin de año tú!

La noche de NocheVieja fue una noche como otra noche cualquiera de viernes o sábado en la que se sale y se bebe un poco más de la cuenta. Como todos los años fuimos primero de chatocrucix que consiste en recorrer todos los bares que podamos tomando uno o varios chatos de vino. Con los años hemos cogido experiencia y tenemos una clasificación muy precisa de los vinos. Los hay de uno, dos y tres tragos y también los hay de un trago sin respirar pero esta última categoría la hemos quitado porque ya no vamos a ese bar. Obviamente el vino es mejor cuantos más tragos se le puede dar y resulta completamente infumable si te lo tienes que tomar aguantando la respiración. Cada año respetamos menos gente esta bonita tradición. Se nos hacen viejos.

Después. La cena bien, las uvas bien, los turrones bien, el cava (catalán) bien, el botellón bien, las conversaciones telefónicas bien, la temperatura en la calle ideal para congelarse...todo bien.

A eso de las seis de la mañana U. y yo nos ibamos a casa y a la salida del pub se resbala y cae redonda. La ayudo a levantarse, salimos a la calle y empieza a cojear. Cojea hasta el primer coche en el que se apoya y se pone blanca como la pared. Me asusto, insisto en llevarla al ambulatorio. Se niega, que la lleve a casa dice. Andamos hasta el siguiente coche y ahora además de blanca y coja empieza a sudar. Intento razonar con ella. Insisto en llevarla al ambulatorio pero se niega. Andamos dos pasos más, se me hincha la vena y le grito. La dejo apoyada en un coche y me voy a por algún/una amigo/a que esté medianamente sobrio/a para que me ayude. Entro en el bar y salen los cuatro que estaban conmigo.

La llevamos en coche a urgencias. Esguince de rodilla en principio, pero que la llevemos a Soria para que le hagan placas para descartar roturas. Discutimos para ver como la llevamos (ella dice que se va en bus que sale en dos horas pero a la segunda mirada asesina desiste de hablar y nos deja que lo solucionemos). Yo intento razonar pero al final me impongo porque soy la que más sobria va y porque la opción de que conduzca mi madre es la más razonable.

Llego a mi casa a las siete de la mañana. Despierto a mi madre que se levanta como una exhalación y saco el coche de la cochera mientras se viste. Hay hielo, nieve y nadie en la carretera. Llegamos a Soria. Urgencias un uno de enero parecen los San Fermines, todo lleno de gente sangrando. Entra un hombre acompañando a una mujer con una brecha en la cabeza y no para de gritar hasta que la atienden. Viene el de seguridad pero impone menos que una silla. Mi madre se impacienta y habla con las celadoras e increpa a un borracho que estaba con el movil a todo trapo (menuda es mi madre). Al poco sale una celadora y se lleva a U. para adentro.

Media hora más tarde con las placas hechas, las exploraciones de rigor y medio escayolada salimos de urgencias. Son las diez y media de la mañana. Mi madre va a por café y algo para comer. Yo conduzco de vuelta. Ya no hay hielo y apenas queda nieve en las orillas.

Le he dicho a U. que compre loteria y que si le toca exijo comisión.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

la geniera -

Pa empezar el año con alegría XD

Mi messenger me odia pero yo lo llevo bien.

zao -

j0j0 menuda entradita de año mija xDDD

Por cierto, ayer no se te podían mandar mensajes en el mezengé :P

PD: Me mola que hayan quitao eso del 2+2=4 xD
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres