Blogia
La geniera...y otros cuentos

Si ya sabía yo...

Pués eso, que si, que me puedo matricular (faltaría más!). Otra cosa es que me quisiera desmatricular y que encima tuviera la desfachatez de pretender que me devolvieran el dinero, ah! eso ni soñarlo, pero matricularte de más y darles más dinero, eso si, sin problema. No te sacan la alfombra roja porque queda excesivo, pero no por falta de ganas.

El vil metal.

Arf

PD: Esta mañana me he levantado con fiebre después de no dormir, totalmente congestionada y con un dolor de cabeza de caballo. Adivinad quien tenía un examen a las diez de la mañana? Claro, que no es excusa, si eres una enciclopedia ambulante y tienes el autocontrol de un monje zen. En ese caso, los conocimientos de la asignatura en cuestión brotan de ti como un manantial y te olvidas del dolor, la fiebre, los escalofrios y esa ligera sensación de mareo que te sobreviene con sólo ladear ligeramente la cabeza y todo es paz y amor a tu alrededor. Pero si eres yo, pués lo más seguro es que la cagues.

Aunque lo más probable es que en plenitud de facultades físicas y psíquicas la hubiera cagado igualmente.

Arf, arf

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres