Blogia
La geniera...y otros cuentos

Así no

La relación Maca-Esther (Hospital Central) ha hecho correr rios de tinta (figuradamente claro, porque en los foros de lesbianas no se escribe con tinta (aunque a veces parece que se haga con sangre...pero ese es otro tema...)). Y más que sobre la relación en sí (que a todas nos parece estupendo de la muerte que dos señoras se nos casen en prime time) la polémica gira entorno a los besos (crítica que se hace extensiva a cualquier tipo de contacto físico, en realidad). Porque si, besarse...técnicamente se besan, pero lo hacen tan mal, tan atropelladamente, tan fuera de sitio, tan sin sal, que da pena verlas.

Y se podrá decir de todo sobre la Cerezuela: que la chica tiene un registro y encima lo hace mal, que la mitad del tiempo parece que está en otra serie y la otra mitad ni siquiera está o al menos nadie de por allí parece darse cuenta (tengo una teoría: Vero está muerta y Maca es la única que puede verla, en plan el niño del Sexto sentido); pero siendo justos hay que admitir que le busca la boca a Maca como lo haríamos cualquiera de nosotras. No se esconde, no se tapa, no le besa el bigote o el mentón, abre la boca a tiempo e incluso hasta se le ve la lengua (!!!). En una palabra: besa; y todo su lenguaje corporal besa con ella.

Y con estos mimbres llegamos al final del último capítulo de la temporada, donde unos guionistas, a los que más les valdría estar en huelga, le buscan una excusa mala de cojones absurda a Maca para ir a ver a Esther (lo de la baja...pffff), ésta le roza la mejilla levemente y ZAS! milagro! Maca pone cara de I can’t believe it, hoy follo (y mañana fatatas) y nuestras protas, queridas del alma, se acercan poco a poco hasta que sus labios se encuentran... con el mentón y el bigote de la otra!!!

 

Y puedo entender que se pretenda que esos momentos íntimos sean/parezcan naturales y por eso no se coreografían y en el guión pone Beso y ahí os las apañais (y la cuenta atrás con que se rodó el megapolvo de Bette y Tina en el primer episodio de The L Word para que las dos "llegaran" a la vez, quizás sea pasarse). Pero igual que no se puede pretender, y nadie lo espera así, que en una lucha a muerte con espada los implicados luchen como les sale de la entrepierna (porque sus personajes dominan el arte de la esgrima, si, pero ellos no), tampoco se debería esperar que dos personas (independientemente de su sexo y orientación) se comporten, se traten, se miren y se besen como si llevaran x años de relación y se hubieran besado, acariciado y follado mutuamente un millón y medio de veces, porque sus personajes si, pero ell@s no.

Y por eso se hace necesaria una coreografía, que se ensaye previamente, que el director ordene hasta el más mínimo detalle si es preciso, porque sino pasa lo que pasa y una tiene la sensación que la naturalidad se ha quedado en cutre improvisación y, o bien éstas dos están hasta los ovarios una de la otra, o andan más perdidas que un pulpo en un garaje.

Y para terminar pongo video de como debe hacerse. Minuto 0:30. Las protas de Treading Water dan lecciones por toda la película pero en ese momento simplemente se abrazan y la escena es tan deliciosamente perfecta y la complicidad gestual es tan creíble, que tú sabes que esas dos personas no sólo se quieren, sino que llevan mucho tiempo haciéndolo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

la geniera -

Chiguita, te creo XD

Mem, jamia, si ya se que es pedirle peras a un olmo pero es que esa última escena es de juzgado de guardia!

Memen otra vez -

Tía, que después de comentarte me he puesto a ver el video de Hospital (sólo habia visto el segundo, magnífico) y joder, es que le besa la puta barbilla. JAJAJAJAJA.

Un día pillé una escena de besuqueos con la Cerezuela y he de decir que esta última sí le echa más fuste a la cuestión...

Memen -

Pero hijapía de mi pida, es que pedirle interpretación de alto standing a los que participan en Hospital Central...sinceramente, ¬¬ xDD

Simple y llanamente, son malas actrices o al menos no están a la altura interpretativa que exige un papel de esas características. También hacía llorar la química (?) de los protas de Titanic ... xDDD


Un besote

Chiguita -

Los besos que se daban mi Barbie y mi Ken eran más realistas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres