Blogia
La geniera...y otros cuentos

El domingo, en la plaza del pueblo, la banda tocaba pasodobles...

...pero la gente no bailaba. Hacía demasiado calor. Había demasiada vergüenza.

Pero tampoco aplaudía. Había demasiada... desidia? altivez?

En Zaragoza se aplaude todo. Vas al teatro y antes de que se levante el telón ya se aplaude. Vas al Auditorio y hasta el del Triángulo recibe su ración. Hasta en el Palacio de Congresos, que tiene la acústica de un armario empotrado, se aplaude a rabiar. Es indiscriminado, si, pero no cuestan nada, por qué escatimarlos?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

la geniera -

Hablaban, hablaban... qué iban a hacer sino?!

María -

Si, al menos, no hablaban...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres