Blogia
La geniera...y otros cuentos

La pischina

Una de las cosas buenas que tienen las piscinas, y por extensión las playas, es que te puedes sobar y (sobre todo) te pueden sobar sin llamar en absoluto la atención.

Que si, que si, que es para repartirte bien la crema, no vaya a ser que te quede alguna lejana parte de tu anatomía sin ella o, peor aún, con un montón y te pongas, los dioses no lo quieran, morena a ronchos; pero eso es sólo una excusa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

la geniera -

Unadel, si de eso se trata, de pulir...lo que sea (icono silbando)

Uruviel, no puntualices que te habíamos entendido jeje

Uruviel -

No hay nada mejor que dejar que te pongan cremita... mmm me encanta que me soben... la espalda, jejeje ;)
Saludetes

Unadel85 -

¿La pischina? ¿Esto tiene algo que ver con "Dar crema, pulir crema"? ¿Se puede aplicar lo mismo con el aftersun?
Me desconciertas, geniera.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres