Blogia
La geniera...y otros cuentos

Las amarguras no son amargas, cuando las canta Chavela Vargas...

Amanecí otra vez

Amaneci otra vez entre tus brazos
y desperté llorando de alegría
me cobijé la cara con tus manos
para seguirte amando todavía
y despertaste tu, casi dormida
tu me querías decir no sé que cosa
pero callé tu boca con mis besos
y así pasaron muchas, muchas horas.

Cuando llegó la noche y apareció la luna
y entró por tu ventana
que cosa tan bonita, cuando la luz del cielo
iluminó tu cara
yo me volví a meter entre tus brazos
tu me querías decir no sé que cosa
pero callé tu boca con mis besos
y así pasaron muchas, muchas horas...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres