Blogia
La geniera...y otros cuentos

Y los demonios de la noche bajaron y nos gritaron al oido

El sábado salí sin ganas, como tantas noches. Hacía un calor espantoso y uno de nuestros bares seguía cerrado.

Las soluciones de emergencia suelen funcionar a medias y las invitaciones a acompañar a un grupo de chicos a mi no me funcionan NUNCA.

Me mareé (autodefensa? XD). Dejé de escuchar la ensordecedora música del último garito y todo empezó a darme vueltas en silencio (a la una de la mañana).

Salí, todo lo digna que pude, a la calle y me senté en un banco (bendito banco). Estás pálida, me dijo, nunca te había visto asi.

Y entonces... me puse cafre (un 7 en la escala geniera de cafrismo). Me negué a que me acompañaran, a que me pidieran un taxi y a irme a cualquier otro sitio que no fuera mi casa y mi cama.

 

Y si aun así insiste qué es: masoquismo? cabezonería? culpabilidad? muerte cerebral?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

la geniera -

Es que una es de Soria y el calor lo lleva muy malamente, que te voy a contar.

No se a donde volveremos, pero volveremos XD

Klá -

¿Reforma personal?
¿Viaje al interior?
¿Golpe de calor?

¿Invitaciones a acompañar? xDDD

Yo aguanté el jueves hasta las 4:00, llevo una época muy malita, con lo que yo he sido...

Volveremos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres