Blogia
La geniera...y otros cuentos

En Zaragoza según pasan Reyes, empiezan los tambores

En Zaragoza según pasan Reyes, empiezan los tambores

La primera vez que los escuché estaba en clase de Dibujo. Era mi primer año en Zaragoza y no conocía el amor incondicional que se le profesa en estas tierras al ruido. Era de noche y sonó un trueno... y después otro y al tercero empezaron a temblar los cristales. No se les veía, sólo se les oía golpear al unísono, con tal precisión en los tiempos que desde entonces no dejo de preguntarme porque necesitan tres meses de ensayos si ya suenan exactos en el minuto uno.

Ahora mismo los escucho ensayar cerca de mi casa. Lo hacen en la ribera, formando un círculo, todos los días, sábados incluidos. Son precisos, constantes y perseverantes... no es para matarlos?!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres