Blogia
La geniera...y otros cuentos

Si es que no puede ser

Esto sonaba en mi mp3 (que contiene un batiburrillo de música que va desde Joaquin SabinaDover pasando por Dressy Bessy, Tegan y Sara, Incubus, Paloma san Basilio, Rosendo, Peaches, The Konki Duet, Tokio Hotel, las bandas sonoras de Jackie Brown y The L Word... y acaba en DON Javier Krahe) nada más encenderlo ayer a las 8:20 a.m. Tiene explicación. Sale en la BSO de Amar en tiempos revueltos. Buscaba una canción que sale en ella y en vez de mirar los titulos y bajarme sólo esa pués me he bajado todo el disco (2 CD). La que buscaba se llama "Haz un milagro" y la canta un tal Moncho con voz de galán de culebrón. Pero a mi me gusta, que le vamos a hacer. 

A lo que iba, que iba yo por la calle escuchando esto y riéndome. Es grave doctor?

                    

La niña de la estación (Letra de Rafael de León. Canta: Doña Concha Piquer)

"Los suspiros son aire y van al aire,
las lágrimas son agua y van al mar."
Dime, mujer, cuando un amor se pira,
¿sabes tú dónde va?

Bajaba todos los días
de su casa a la estación
con un libro entre las manos
de Becquer o Campoamor.
Era delgada y morena,
era de cintura fina,
y era más cursi que un guante
la señorita Adelina.
Y como ver pasar trenes
era toda su pasión,
en el pueblo la llamaban
"La Niña de la Estación"

¡Adios, señor, buen viaje!
¡Adios, que lo pase bien!
¡Recuerdos a la familia!
¡Al llegar escríbame!
¡Mándeme usted la sombrilla!
¡No olvide "La Ilustración!
¡Y no olvide que me llaman
La Niña de la Estación!

"Volverán las oscuras golondrinas
en mi balcón sus nidos a colgar",
pero aquel ambulante de correos,
aquel no volverá.
Descarriló el tren expreso
una mañana de abril
y aquel descarrilamiento
hizo a Adelina feliz.
Ella vendole la frente
y lo cuidó como a un niño,
y él, que era guapo y valiente,
juróle eterno cariño.
Y luego cuando a la noche
volvió a partir con el tren,
con voz de carne membrillo
así le dijo al doncel:

¡Adios, amor, buen viaje!
¡Adios, que te vaya bien!
¡Recuerdos a tu familia!
¡Al llegar escríbeme!
No te olvides del retrato,
mándame "La Ilustración"
y no olvides que te espera
"La Niña de la Estación".

"Mi carta que es feliz, pues va a buscaros,
cuenta os dará de la memoria mía."
Aquella mujer soy,que de esperaros,
se quedó en la estación, helada y fría.
Pasaron meses y meses
y aquel galán no volvió,
y Adelina se ha casado
con el jefe de estación.
Pero con tan mala suerte
que, a los dos días del hecho,
murió su pobre marido
de dos anginas de pecho.
Y la pobre medio loca,
creyéndose en la estación,
cuando ya se lo llevaban
así al fiambre cantó:

¡Adios, amor, buen viaje!
¡Adios, que lo pases bien!
¡Recuerdos a la familia!
¡Al llegar, escríbeme!
No te olvides del retrato,
mándame "La Ilustración",
y no tardes, amor mío,
que hace frío en la estación.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres