Blogia
La geniera...y otros cuentos

Que NO os contagie el virus

Virus: 2 (noches sin dormir); Geniera: -3,5 (kilos menos)

Ya estamos bien (mi doble personalida y yo misma). Después de haber llegado a un acuerdo las dos últimas noches con mi estomago que consistía en: yo cogía una postura en la cama que me impedía dormir plácidamente y él no me hacía recorrer la distancia que separa mi cuarto del baño a la carrera. Duermo mal, pero es un precio razonable.

He llegado a una conclusión, que no se diga que no aprovecho el tiempo de convalecencia, o más bien me reafirmo en una idea: las madres producen un efecto curativo-calmante, que riete tu del efecto placebo. Que tu estás en la mesa del quirófano, cosida a cuchilladas, con las tripas fuera y te dice la enfermera: ha venido el cirujano del Rey y tu madre, pero sólo puede pasar uno y tu te lo piensas. Porque a ver como se las apaña el cirujano para coserte mientras te pone una mano en la frente, te arropa y te hace un caldito, eso sólo lo sabe hacer una madre.

Benditas las madres que hacen sentirse a salvo a los hijos y malditas las demás, porque no merecen ser madres.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Klá -

Madres, son amores... lejos.

La mía no me mima como a vosotras :(

Mejor xD, que luego se pone ñoña

la geniera -

Tienes más razón que un santo, jamia ;)

Mem -

'Que tu estás en la mesa del quirófano, cosida a cuchilladas, con las tripas fuera y te dice la enfermera: ha venido el cirujano del Rey y tu madre, pero sólo puede pasar uno y tu te lo piensas.'


Totalmente cierto. Qué grandes verdades se nos revelan en el lecho del doló.

Madre no hay más que una (y a ti te encontré en la calle xD)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres