Blogia
La geniera...y otros cuentos

El bosque

El bosque Llevaba ya varios meses ensimismada con el enorme arbol plantado delante de mi puerta, buscándole excusas, porques, soluciones varias, olvidándolo sin olvidarlo y reencontrándome con él cada día como si fuese el primero y cuando por fín ayer le encontré un parche, nada más que eso, y conseguí apartarlo de mi pensamiento durante unas horas y un sentimiento de alivio me invadió por completo descargando de mi espalda el pesado fardo de miedo y dolor, entonces, cuando bajé la guardia y perdí la referencia y me senté a un lado a alegrarme, entonces, me topé de golpe con el inmenso bosque que el arbol no me había dejado ver y tuve que sumarle un peso al peso anterior y tuve que sentarme de nuevo, esta vez a coger aire.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres